La política se ceba con España

España está convulsa. Si los últimos meses de 2015 han tenido al país revuelto, parece que los primeros de 2016 no iban a ser menos. Es más, 2016, se prevé como un año ‘la mar de movidito’, por lo menos, políticamente hablando.

Cataluña se ha convertido en una de las protagonistas de este año que acaba de terminar, y cómo no, en el inicio de este 2016, la comunidad catalana ha sido la que más titulares ha acaparado. Le sigue la pista España, como si fuera ‘la amiga celosa’, nuestro país ha repetido la misma historia de las elecciones catalanas del 27S, en nuestras elecciones generales del 20D.

Con Artur Mas a la cabeza de las primeras, y Mariano Rajoy, de las segundas, España está viviendo un momento político histórico. Los dos como presidentes en funciones, el primero con más experiencia tras casi cuatro meses en este nuevo cargo, y Rajoy, como un novato a expensas de lo que sucede en el país. Mariano, podría pedirle consejo a Mas sobre cómo vivir tales meses de incertidumbre, aunque según los últimos acontecimientos, Artur no parece ser la persona más adecuada tras renunciar – o eso dice él- a ser candidato de la presidencia de la Generalitat.

Con la soga al cuello, y sin más remedio ni tiempo de reacción, Artur Mas se ha despedido de la presidencia de Cataluña cediendo su puesto al alcalde de Girona, un reconocido político – y periodista- independentista, Carles Puigdemont. Esta decisión, anunciada este pasado sábado, cómo no, ha sido la explosión de un volcán en el noreste peninsular que parecía calmado tras el reiterado ‘no’ que Junts pel Sí había recibido la semana pasada de parte de la CUP. Las elecciones catalanas del próximo marzo parecían ser la próxima parada de una Cataluña más dividida que nunca, o eso parece, ya que según las encuestas, si el referéndum independentista tuviera lugar en la actualidad, la cosa estaría muy reñida, e incluso, el ‘no’ superaría a la huida que algunos desean hacer del país de Cervantes. Parece irónico. Menos Podemos, los principales partidos políticos del país no quieren hablar de un referéndum, que de producirse, podría salir un más que probable ‘NO’ que serviría como una infusión para traer a España una calma tan deseada como necesaria.

Ante tantos frentes políticos abiertos, los ciudadanos vivimos con incertidumbre y estupefacción los acontecimientos, y sobre todo, las sucesivas declaraciones de los diversos políticos que –según dicen ellos- nos “representan”. Aunque más que tranquilizarnos, nos hacen preguntarnos qué va a ser de nosotros. ¿La investidura de Puigdemont será impugnada tras la denuncia del PP por no haber sido anunciada con 48 horas de antelación como marca la ley? ¿ o por no haberse referido ni a la Constitución ni al Rey en dicho acto? Si esto fuera así, las elecciones catalanas de marzo serían el siguiente paso a una votación, en la que quién sabe si ganarían esta vez los partidos contra el independentismo.

patxi

Por otro lado, sabemos ya algo –por fin- tras las elecciones del 20D. Conocemos al nuevo presidente del Congreso, el socialista Patxi López, tras el acuerdo del PSOE- Ciudadanos –PP. Debe de ser lo único claro que los españoles sabemos y el único acuerdo que se va a realizar por el momento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s